Un sitio de la
Internacional de la Educación

Lector de noticias

Análisis

20 de Julio, 2017 | Brasil

Reformas a la educación media en Brasil

En Brasil, el sistema educativo se divide en dos grandes bloques: la educación básica y la educación superior. La educación básica comprende la educación infantil, la educación primaria o fundamental, la educación secundaria o enseñanza media, y la educación superior, que tiene como requisito el certificado de enseñanza media[1]. La educación en el nivel de enseñanza fundamental y en el nivel de enseñanza media es obligatoria. Además, Brasil tiene otras modalidades de enseñanza, como la educación especial, la educación para adultos y la educación a distancia. Según la CEPAL (2001), el sistema educativo brasileño es predominantemente público, exceptuando el nivel superior.

En el último año, en Brasil la coyuntura política ha impactado de manera importante la educación y otras estructuras de la sociedad brasileña, esto después de que el 17 de abril del 2016 la expresidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Russeff, democráticamente elegida por el pueblo brasileño, fuera apartada de su cargo por decisión de la Cámara de Diputados y el Senado Federal de Brasil, tras ser acusada  por sus detractores de “maquillar las cuentas públicas”.[2] El cargo de presidente de Brasil fue inmediatamente ocupado por el que fue vicepresidente en el gobierno de Russeff y miembro del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), Michel Temer[3]. Es el nuevo presidente quien designa como Ministro de Educación a José Mendonça Bezerra Filho.

Temer ha impulsado importantes reformas educativas, principalmente a nivel de la enseñanza media. Estas reformas, aplicadas a partir del 22 de setiembre de 2016, han sido implementadas mediante la modalidad de Medida Provisoria[4], estableciendo cambios en las bases de la educación brasileña, mediante la reforma a la Ley de Directrices y Bases de la Educación Nacional (Ley Nº 9394).

Entre los cambios propuestos por el presidente Temer están: Aumentar el número de horas lectivas, permitir la contratación de profesionales con “notorio saber” aunque no cuenten con formación pedagógica; además, establece nuevas medidas como la reducción de disciplinas obligatorias, por ejemplo educación física, sociología, filosofía y artes, propone un cambio en la metodología de enseñanza y en el plan de estudios de la enseñanza media.

Según el gobierno esta reforma era necesaria, debido a que los resultados en el Índice de Desarrollo de la Educación Básica (IDEB), que se esperaba llegara a 4 para el 2015, quedó en solo 3.5; además, el Ministerio de Educación ha señalado que la reforma responde a “la necesidad de dar prioridad al aprendizaje del alumno con el propósito de que los jóvenes no abandonen la escuela y de ofrecerles oportunidades "equivalentes" a las que se pueden encontrar "en los principales países"” (Terra, 2016).

De esta manera, el 16 de febrero del 2017 se firma la Ley Nº 13415 que reforma la educación media, y aunque el Congreso no aprobó todo lo propuesto inicialmente en la Medida Provisoria, por ejemplo, no se aprueba la eliminación de la educación física, filosofía, sociología y artes; sí se aprobaron e implementaron otros cambios importantes en la estructura de la educación brasileña.

Algunos de estos cambios han venido a reformular algunas medidas establecidas en legislaciones anteriores, mientras que otros representan nuevas medidas en la educación secundaria.

Entre las principales reformas a la legislación existente se encuentran las siguientes:

  • Aumento en el número de horas de clases anuales: Se reforma el artículo 24 de la Ley 9394, pasando de ochocientas horas anuales, que se distribuían en 200 días de clases, a 1 400 horas anuales de clases para la escuela secundaria.
  • Cambio en la metodología de enseñanza y, por lo tanto, flexibilización en la forma de organización de la educación: además de las normas establecidas en el artículo 23 de la Ley 9394 (que organiza la educación en series anuales, periodos semestrales y ciclos en grupos de edad y competencia), la secundaria puede ser organizada en módulos temáticos y puede adoptar un sistema de créditos mínimos que los estudiantes deban alcanzar para culminar los estudios secundarios, además de que la metodología se elige a criterio de los alumnos y según los intereses profesionales.
  • Se modifica la modalidad de contratación de los/as profesionales para la enseñanza media: se cambian los requisitos de la formación de profesionales de la educación establecidos en el artículo 61 de la Ley 9394, y se establece que podrán enseñar tanto los graduados en pedagogía como los profesionales con “notorio saber”, reconocidos para enseñar contenidos de áreas afines a su formación o experiencia profesional, aunque no tengan formación pedagógica.

Adicionalmente, se definen nuevas medidas, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Se establecen nuevas disciplinas de formación obligatoria: una de ellas es la obligatoriedad de la enseñanza del idioma portugués y las matemáticas para los tres años de secundaria; además, se incluye la enseñanza del idioma inglés y otros idiomas. Según esta reforma, en adelante el plan de estudios deberá obligatoriamente ofrecer la enseñanza del idioma inglés a partir del sexto año de la enseñanza primaria y en la educación media, y opcionalmente también podrá incluir otros idiomas extranjeros si se tuviera la disponibilidad; a la vez que se restringe la obligatoriedad de la enseñanza del arte y de la educación física a la educación básica, haciéndose facultativas solamente en la enseñanza media.
  • La enseñanza media estará definida por la Base Común Nacional Curricular (BNCC) y por itinerarios formativos específicos que tendrá cada sistema de enseñanza según su oferta curricular y su contexto local: estos itinerarios formativos se organizarán según los criterios de enseñanza de cada sistema y su disponibilidad, además del interés de los y las estudiantes, quienes podrán elegir por áreas del conocimiento como: lenguaje, matemáticas, ciencias naturales y ciencias humanas, sociales aplicadas o formación técnica profesional.
  • Se define que el proceso de selección en las instituciones de educación superior que establecía el artículo 44 de la ley 9394, ahora deberá tener en cuenta los contenidos establecidos en el Plan de Estudios Base Común Nacional Curricular.

El proceso de reformas en la Educación Media han generado molestias en diversos sectores de la población, y muy especialmente entre los sectores magisteriales.

  • La principal crítica ha sido que estas reformas nunca fueron consultadas a la población, ya que las mismas fueron impulsadas por vía urgente mediante una Medida Provisoria.
  • Se señala que la reforma viene a reestructurar la enseñanza media sin solucionar los problemas estructurales que aquejan a las escuelas como, por ejemplo, el déficit de infraestructura, el número adecuado de alumnos por clase y nuevos métodos pedagógicos.
  • Se critica el hecho de que Temer haya adoptado la medida de no ejecutar el Plan Nacional de Educación, el cual representaba las voces de la población estudiantil, recuperándose únicamente la recomendación de aumentar el número de horas lectivas.
  • Se crítica la inviabilidad de la división de la enseñanza en ejes temáticos. Al respecto, Fátima Aparecida da Silva, Secretaria General de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), señala que debido a esta medida los municipios pequeños tendrán dificultades para ofrecer itinerarios formativos diversificados, ya que según “… datos del Censo Escolar de 2016, la mayoría de los municipios brasileños (53%) tiene apenas una escuela que ofrece enseñanza media regular o educación profesional, lo que vuelve la oferta de itinerarios flexibles prácticamente inviable” (Dolce, 2017). Para Silva esto preocupa en el tanto pueda influir para que se monten redes privadas de enseñanza para ofertar itinerarios profesionalizantes, además de que se tiende a reducir la formación integral y a incentivar una formación técnica enfocada principalmente en atender nichos de mercado (Dolce, 2017).

Las críticas expresadas por los diferentes sectores, ha motivado a los estudiantes a realizar movilizaciones en reclamo de sus derechos y en oposición a estas reformas, desde que las mismas fueron anunciadas. Sin embargo, la respuesta del gobierno ha sido la represalia y las amenazas. Así, a finales de octubre de 2016 el ministro de Educación, José Mendonça Bezerra, dio un ultimátum a los estudiantes para que detuvieran la protesta en las escuelas, amenazándolos con cancelar los exámenes que sirven de baremo para el acceso a la universidad (conocidos como ENEM), que estaban programados para inicios de noviembre (Pérez, 2016), lo cual refleja el sentido autoritario con el que se ha impuesto esta reforma.

 

Elementos para la reflexión:

La pregunta que se hacen muchas personas, tanto dentro como fuera de Brasil, es si la reforma aplicada por el gobierno de Temer es una respuesta a las necesidades de la educación media en Brasil. Si bien es cierto, el tema de la educación es muy complejo y requeriría de un análisis más amplio, es evidente que para poder responder a las necesidades y falencias de la educación media en este país, la reforma debió haber sido realizada a partir de un amplio diagnóstico de este sistema en sus diferentes aristas, es decir, después de un análisis profundo y de una consulta exhaustiva y participativa. Por ejemplo, para hacer una reforma y flexibilizar la maya curricular tendría que haber un sustento pedagógico que justifique la importancia de hacer las adaptaciones correspondientes; asimismo, tendría que justificarse muy bien la eliminación de las disciplinas que inicialmente se pretendían suprimir en esta reforma. Sin embargo, debido a la forma en la que fue llevaba a cabo la reforma todo esto se ignoró, quedando claro en consecuencia que se trata de una medida autoritaria y que responde a intereses específicos como los del mercado, y no necesariamente a los intereses de los diferentes grupos de población a los que se dirige la educación media.

Por otra parte, la medida sobre la contratación de profesionales titulados en otras especialidades, que no necesariamente sean pedagógicas, va en detrimento de la profesión docente y desvirtúa el papel tan importante que estos profesionales juegan en la educación, a la vez que la enseñanza para los y las estudiantes corre el riesgo de no ser adecuada.

En general, el contexto en el que se impulsa esta reforma, visualiza la línea antidemocrática, neoliberal y privatizadora con la que Temer ha propuesto todas las reformas que su gobierno pretende implementar, no solo en cuanto a la educación como tal, sino también en el presupuesto asignado a la educación, el cual mediante la Propuesta de Enmienda Constitucional 241 propone congelar el presupuesto educativo durante 20 años, lo cual ocasionaría el detrimento paulatino de la educación pública en Brasil.

 

Referencias

CEPAL. (2001). Avances de la educación en Brasil. Revista de la CEPAL Nº 73. Revista de la CEPAL Nº 73. Recuperado de http://www.cepal.org/cgi-bin/getProd.asp?xml=/prensa/noticias/comunicados/0/6430/P6430.xml&xsl=/prensa/tpl/p6f.xsl&base=/prensa/tpl/top-bottom.xsl

Dolce. J. (2017, junio, 16). Reforma de la enseñanza media en Brasil puede aumentar privatización de la educación. Diario Brasil de Fato. Recuperado de https://www.brasildefato.com.br/2017/06/16/reforma-de-la-ensenanza-media-en-brasil-puede-aumentar-privatizacion-de-la-educacion/

La reforma por decreto de la enseñanza media genera polémica en Brasil. (2016, setiembre, 23). Diario Terra. Recuperado de https://www.terra.com/noticias/mundo/latinoamerica/la-reforma-por-decreto-de-la-ensenanza-media-genera-polemica-en-brasil,9298e73fc6570e1f6673f8e028ce4c2e6xeyf0rz.html

Pérez. M. (2016, octubre, 27). Estudiantes ocupan mil centros de enseñanza en Brasil, contra las leyes de Temer. Agencia EFE. Recuperado de