Un sitio de la
Internacional de la Educación

Lector de noticias

Lector de noticias

14 de Julio, 2018 | Uruguay

A docentes que pararon en junio Secundaria les descontarán en cinco cuotas.

Secundaria y el gremio acordaron el mecanismo en una negociación bipartita.

Los profesores de Secundaria que realizaron paros en el mes de junio en el marco de los reclamos por la Rendición de Cuentas acordaron con Secundaria que el descuento por los días no trabajados se les retirará del sueldo en cinco cuotas. Según explicó a El Observador, el secretario general de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) y de la coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza (CSEU), José Olivera, se acordó así en una negociación bipartita.

Olivera sostuvo que los descuentos siempre se negocian cuando se termina un conflicto y que siempre se acuerda que se realicen en tres, cuatro o cinco cuotas. “No es algo nuevo. Es algo que se hace tiempo que se hace así”, declaró. Esta situación también implica que, en la medida en que los docentes paralizan la actividad, se les van agregando cuotas con descuentos.

Olivera dio cifras sobre la adhesión de los profesores al paro, según datos que maneja el sindicato, e indicó que al norte del Río Negro es de un 40% mientras que al sur del país lo apoyaron el 60% de los docentes.

La situación actual se asemeja a la que se dio en 2013, tras el conflicto de dos meses que llevaron a cabo los docentes en el marco de la lucha por el presupuesto. En aquella ocasión los sindicatos acordaron con el Codicen que los descuentos por paros se hicieran en cuatro cuotas. Además, como aquel año también se suspendieron las vacaciones de setiembre, esos días trabajados se descontaron a los que pararon.

Sin embargo, el descuento por paro o huelga es una medida que los sindicatos no resolvían desde hacía mucho tiempo. Fue en 2015 cuando se planteó el debate acerca de volver a resolver el sistema de descuentos. En ese año, los profesores de Montevideo realizaron en el mes de agosto una huelga que se extendió durante 17 días. El tema implicaba que los docentes sufrieran descuentos de hasta la mitad del sueldo por los paros o que las negociaciones lograran que el recorte fuera gradual.

Los profesores de secundaria, al igual que los otros sectores agremiados de la educación, tienen como principal reclamo el destino del 6% del Producto Bruto Interno para la educación en el presente periodo de gobierno, una meta que el Ejecutivo no alcanzará.