Un sitio de la
Internacional de la Educación

Lector de noticias

Noticia

18 de Marzo, 2016 | Colombia

Gran jornada de movilización por la educación pública

El magisterio nacional colombiano estuvo al lado de los sectores trabajadores que se movilizaron el 17 de marzo del 2016 en el Paro Nacional convocado por las centrales obreras.

La Federación Colombiana de Educadores (Fecode), afiliada a la Internacional de la Educación participó en el Paro Nacional con una Jornada de Movilización y toma de capitales en todo el país.

El magisterio colombiano se movilizó por la defensa de una educación pública de calidad, administrada y financiada por el Estado; por una salud digna para los docentes, las docentes y sus familias; por el pago de deudas al magisterio; por una jornada única con las condiciones adecuadas, dotación, infraestructura, respeto a la jornada laboral docente, alimentación y transporte escolar; y en contra del decreto que reforma las facultades de educación de las universidades.Docentes de la capital y de Cundinamarca se congregaron en Bogotá para movilizarse desde la calle 26 con carrera 30 hacia la Plaza de Bolívar.

Se reunieron con estudiantes, pensionados, movimientos sociales y, en general, compañeros trabajadores de organizaciones sindicales de diversos sectores. Se realizaron cinco marchas en el Distrito Capital y todas fueron multitudinarias.En el resto del país, los maestros y maestras se reportaron con contundentes jornadas en las capitales, como en Cúcuta, Ibagué, Florencia, Puerto Asís, Montería, Medellín, Riohacha, Cali y Cartagena; además de algunos municipios.

De esta manera, confirman que permanecen fieles a su compromiso por la defensa de una educación pública de calidad, administrada y financiada por el Estado; por una salud digna para los docente y sus familias; el pago de deudas al magisterio; una jornada única con las condiciones adecuadas, dotación, infraestructura, respeto a la jornada laboral docente, alimentación y transporte escolar; y en contra del decreto que reforma las facultades de educación de las universidades.Docentes de la capital y de Cundinamarca se congregaron en Bogotá para movilizarse desde la calle 26 con carrera 30 hacia la Plaza de Bolívar. Se reunieron con estudiantes, pensionados, movimientos sociales y, en general, compañeros trabajadores de organizaciones sindicales de diversos sectores.

Se realizaron cinco marchas en el Distrito Capital y todas fueron multitudinarias.En el resto del país, los maestros y maestras se reportaron con contundentes jornadas en las capitales, como en Cúcuta, Ibagué, Florencia, Puerto Asís, Montería, Medellín, Riohacha, Cali y Cartagena; además de algunos municipios. De esta manera, confirman que permanecen fieles a su compromiso por la defensa de una educación pública de calidad, administrada y financiada por el Estado; por una salud digna para los docente y sus familias; el pago de deudas al magisterio; una jornada única con las condiciones adecuadas, dotación, infraestructura, respeto a la jornada laboral docente, alimentación y transporte escolar; y en contra del decreto que reforma las facultades de educación de las universidades.

Si bien Fecode ratifica su respaldo al proceso de paz en La Habana, esperando la firma de un acuerdo y el mecanismo con el cual será refrendado, plantea que el gobierno demuestra incapacidad para resolver la crisis económica al pretender poner toda la carga de la misma en los hombros de la clase obrera y de los pensionados. Además, manifiesta su firme defensa del patrimonio público, por lo cual, rechaza la venta de Isagén y la privatización de empresas del Estado que tienen prevista los gobierno nacional y distrital.En Bogotá, el Magisterio de la ciudad y de Cundinamarca se concentraron desde las 10:00 am en la Calle 26 con carrera 30 para movilizarse de manera pacífica hasta la Plaza de Bolívar.

El magisterio colombiano se movilizó por la defensa de una educación pública de calidad, administrada y financiada por el Estado; por una salud digna para los docentes, las docentes y sus familias; por el pago de deudas al magisterio; por una jornada única con las condiciones adecuadas, dotación, infraestructura, respeto a la jornada laboral docente, alimentación y transporte escolar; y en contra del decreto que reforma las facultades de educación de las universidades. El magisterio colombiano se movilizó por la defensa de una educación pública de calidad, administrada y financiada por el Estado; por una salud digna para los docentes, las docentes y sus familias; por el pago de deudas al magisterio; por una jornada única con las condiciones adecuadas, dotación, infraestructura, respeto a la jornada laboral docente, alimentación y transporte escolar; y en contra del decreto que reforma las facultades de educación de las universidades.

Docentes de la capital y de Cundinamarca se congregaron en Bogotá para movilizarse desde la calle 26 con carrera 30 hacia la Plaza de Bolívar. Se reunieron con estudiantes, pensionados, movimientos sociales y, en general, compañeros trabajadores de organizaciones sindicales de diversos sectores. Se realizaron cinco marchas en el Distrito Capital y todas fueron multitudinarias.En el resto del país, los maestros y maestras se reportaron con contundentes jornadas en las capitales, como en Cúcuta, Ibagué, Florencia, Puerto Asís, Montería, Medellín, Riohacha, Cali y Cartagena; además de algunos municipios. De esta manera, confirman que permanecen fieles a su compromiso por la defensa de una educación pública de calidad, administrada y financiada por el Estado; por una salud digna para los docente y sus familias; el pago de deudas al magisterio; una jornada única con las condiciones adecuadas, dotación, infraestructura, respeto a la jornada laboral docente, alimentación y transporte escolar; y en contra del decreto que reforma las facultades de educación de las universidades.

Docentes de la capital y de Cundinamarca se congregaron en Bogotá para movilizarse desde la calle 26 con carrera 30 hacia la Plaza de Bolívar. Se reunieron con estudiantes, pensionados, movimientos sociales y, en general, compañeros trabajadores de organizaciones sindicales de diversos sectores. Se realizaron cinco marchas en el Distrito Capital y todas fueron multitudinarias. En el resto del país, los maestros y maestras se reportaron con contundentes jornadas en las capitales, como en Cúcuta, Ibagué, Florencia, Puerto Asís, Montería, Medellín, Riohacha, Cali y Cartagena; además de algunos municipios.

De esta manera, confirman que permanecen fieles a su compromiso por la defensa de una educación pública de calidad, administrada y financiada por el Estado; por una salud digna para los docente y sus familias; el pago de deudas al magisterio; una jornada única con las condiciones adecuadas, dotación, infraestructura, respeto a la jornada laboral docente, alimentación y transporte escolar; y en contra del decreto que reforma las facultades de educación de las universidades.

Si bien Fecode ratifica su respaldo al proceso de paz en La Habana, esperando la firma de un acuerdo y el mecanismo con el cual será refrendado, plantea que el gobierno demuestra incapacidad para resolver la crisis económica al pretender poner toda la carga de la misma en los hombros de la clase obrera y de los pensionados. Además, manifiesta su firme defensa del patrimonio público, por lo cual, rechaza la venta de Isagén y la privatización de empresas del Estado que tienen prevista los gobierno nacional y distrital. En Bogotá, el Magisterio de la ciudad y de Cundinamarca se concentraron desde las 10:00 am en la Calle 26 con carrera 30 para movilizarse de manera pacífica hasta la Plaza de Bolívar.