Un sitio de la
Internacional de la Educación

Lector de noticias

Lector de noticias

26 de Enero, 2018 | Chile

Rectores del G9 expresaron su preocupación a Delpiano por proyecto de Educación Superior.

Pese a que fue una sesión extraordinaria y que contó con la inédita participación de la ministra de Educación, Adriana Delpiano; el vicepresidente Ejecutivo del Consejo de Rectores, Aldo Valle, salió raudo y sin dar declaraciones una vez concluida la reunión. Se trató de una cita en la que los rectores del G9 expresaron su preocupación a la secretaria de Estado por la forma como salió del Congreso el proyecto de Educación Superior.

Una de las preocupaciones se relaciona con los años de estudio que financia la gratuidad. El rector de la Universidad Católica de Temuco, Aliro Bórquez, le señaló a la ministra Delpiano que “si hoy la gratuidad es una buena noticia, en dos años más, será una mala noticia para las familias”.

El rector Borquez indicó que financiar sólo los años formales de las carreras terminará desfinanciando a las universidades que tiene un mayor número de estudiantes vulnerables.

Otro de los temas que fueron tocados por los rectores de las universidades privadas del Cruch, fue su demanda no satisfecha por el Gobierno de disponer también de recursos para un plan de fortalecimiento, similar al que se estableció para las universidades del Estado en su proyecto propio.

De hecho, el rector de la Universidad Austral, Óscar Galindo, adelantó que ya agendaron una reunión con el futuro ministro de Educación, Gerardo Varela, para solicitar más recursos.

Desde las universidades del Estado, en tanto, hubo mayor satisfacción por el proyecto de ley que los regula. De hecho, desayunaron con la presidenta, Michelle Bachelet, en La Moneda; a quien agradecieron la voluntad para que la iniciativa se tramitará por separado.

El rector de la Universidad de Antofagasta, Luis Loyola, resaltó la ventaja que significará para los planteles estatales de las regiones, el Consejo Coordinador que establece el proyecto.

Y es precisamente este Consejo Coordinador de universidades estatales uno de los puntos que más cuestionan al interior de los planteles del G9, ya que ven en esa institucionalidad una amenaza para rol del Consejo de Rectores.