Un sitio de la
Internacional de la Educación

Costa Rica

Costa Rica

El COVID-19 ha obligado al Ministerio de Educación Pública (MEP) a realizar cambios significativos en el sistema educativo, entre ellos la manera en la que serán evaluados los estudiantes de centros educativos públicos mientras se mantengan suspendidas las clases presenciales.

“Aprendo en casa” es una estrategia de mediación pedagógica con la cual el Ministerio de Educación Pública (MEP) buscará darle continuidad al curso lectivo.

De momento, la fecha de regreso a la modalidad presencial todavía no está definida, ya que todo dependerá de la evolución de la emergencia sanitaria. Es por esto que a partir del 13 al 17 de abril los docentes serán capacitados con el fin de que desarrollen sus habilidades en la educación virtual y a distancia.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) emitió una circular con la cual se giran instrucciones para gestionar los nombramientos utilizando una vía más oportuna y eficiente.

La idea es que quienes desestimen o renuncien deban permanecer por lo menos un mes después de informada la decisión, para de esta forma no afectar el proceso educativo de los estudiantes.

Las medidas se toman debido a la cantidad de personas designadas en diferentes puestos docentes, que desestiman el nombramiento por ubicación o tipo de centro educativo.

En el 2040, los estudiantes de centros educativos del país entenderán, conversarán y escribirán en un segundo idioma como inglés, francés, portugués, mandarín, italiano o alemán.

Esa es una de las metas que se fijó el Ministerio de Educación como parte de la estrategia nacional Alianza para el Bilingüismo y que presentó este jueves con el proyecto “Hacia la Costa Rica Bilingüe”.

Tras múltiples cuestionamientos sobre la calidad de la educación que se imparte en las aulas costarricenses, el Ministerio de Educación Pública (MEP) lleva a cabo un proceso para la transformación del sistema educativo, el cual está siendo implementado en 3 fases.

Resultados estancados en pruebas PISA, necesidad de modificar formación inicial docente, rezagos en infraestructura, entre otros, son algunas de las dificultades que enfrenta diariamente la educación. Ante este panorama. Guiselle Cruz, ministra de Educación Pública aseguró que se trabaja en un gran cambio.

La recesión económica global que provocó esta pandemia ha desnudado las debilidades estructurales del modelo de desarrollo costarricense.  Alta dependencia a la demanda externa, déficit fiscal estructural y la ausencia de un mercado doméstico robusto y consolidado. El distanciamiento social es una medida que nos exige hacer política pública no convencional ante la destrucción de cierta parte de la economía y la paralización de otra.

El Ministerio de Educación Pública anunció este miércoles que renovará 12 planes de estudio en educación técnica.

Esta transformación curricular busca que los jóvenes dejen las aulas de los centros educativos con habilidades y conocimientos que les permitan incorporarse al mercado laboral en carreras de mayor demanda.

Normativa elimina comités de actividades sociales u ornato; intención es mejorar calidad educativa.

Cerca de 40 comisiones y comités que le quitaban tiempo al docente para dar clases y lo sobrecargaban de trámites administrativos quedaron eliminados este lunes, con la firma de un decreto por parte del presidente Carlos Alvarado, y la ministra de Educación, Guiselle Cruz.

La decisión se tomó con el objetivo de mejorar la calidad de la educación en el aula.

El Congreso de Costa Rica aprobó este jueves en un debate final un proyecto de ley que regulará las huelgas estableciendo nuevas reglas para que los trabajadores puedan ejercer ese derecho y evitar que se tomen medidas abusivas que afecten a la población.

El plenario aprobó con 35 diputados a favor y 13 en contra, de un total de 57, el proyecto de ley 21.049. Los legisladores indicaron que la iniciativa resuelve vacíos existentes en la legislación vigente respecto a la regulación de las huelgas, ya que ha sido tomado en forma abusiva por algunos dirigentes sindicales.

Luego de 30 años continuos de aplicación, las pruebas de Bachillerato dejarán de ser el mecanismo de evaluación final de cientos de estudiantes que finalizan la secundaria. Este 2019 se implementarán por última vez.

El Consejo Superior de Educación decidió en febrero anterior dejar atrás las pruebas de Bachillerato, las cuales no sufrían modificaciones desde su creación y sustituirlas por las nuevas pruebas de Fortalecimiento de Aprendizaje para la Renovación de Oportunidades (FARO).