Un sitio de la
Internacional de la Educación

Lector de noticias

Lector de noticias

01 de Julio, 2014 |

Uruguay: Primaria reconoce que se pasa a niños con malos rendimient

Diario El País (1/7/2014) El porcentaje de estudiantes repetidores en las escuelas cada vez es menor. Esto no quiere decir que el rendimiento de los alumnos sea bueno, pues el Consejo de Primaria no toma en cuenta esto como único factor para la promoción.

De 260.476 alumnos que se anotaron en las escuelas en 2013, solo repitieron 14.099, lo que equivale al 5,41%. En primero no promovió el 13,4%, pero el porcentaje va bajando, hasta que en sexto es de apenas el 1,43%. A simple vista las cifras parecen indicar que el rendimiento de los escolares uruguayos es muy bueno, sin embargo, y con los números de no promoción de Secundaria en las manos, no todo es como parece.

El director general del Consejo de Educación Primaria (CEIP), Héctor Florit, sostuvo a El País que el pase social no existe. "No hay ninguna reglamentación, ninguna disposición administrativa, nada que considere un pase por razones sociales", enfatizó. Sin embargo, reconoció que el rendimiento de los alumnos no es lo único que se tiene en cuenta a la hora de decidir si pasan o no de año.

"Lo que sí existe es una consideración de la promoción o la no promoción como una decisión que tiene que tomar como centro al niño y no al programa", precisó Florit. Y explicó: "Puede haber dos alumnos que tienen el mismo avance en las pruebas de aprendizaje y a uno le es beneficioso recursar, pero al otro no".

"Puede pasar que para uno de los niños el maestro nota que permanecer en el mismo curso con otros compañeros le va a permitir avanzar, no le va a generar sentimientos de frustración o fracaso... Pero para el otro niño el docente puede entender que separarse del grupo de pares, ser el grandote del año siguiente, el repetidor, le va a generar muchísimas más dificultades desde el punto de vista del bloqueo emocional del aprendizaje. En este caso es mejor que continúe con su grupo, pasando de año y teniendo algún apoyo", agregó.

Críticas.
Con todos los inconvenientes que tuvo Secundaria en 2013, luego que se conociera que el índice de repetición supera el 40%, los magros resultados de las pruebas PISA y una ola de paros -lo que luego terminó con la caída del entonces director general, Juan Pedro Tinetto-, algunas voces de autoridades y docentes se alzaron contra Primaria, apuntando a la mala preparación de los estudiantes que llegaban al liceo. Lo mismo, también, se dijo de Secundaria desde la Universidad de la República (UdelaR).

Sobre este aparente efecto dominó, que hace que un estudiante vaya arrastrando carencias en su formación hasta llegar al nivel terciario, Florit sostuvo que hay que erradicar "la idea de que haya personas parejas; no hay periodistas parejos, no hay maestros parejos y no hay estudiantes parejos".

Y continuó: "Lo que hay es gente que tiene capacidades diferentes en las distintas áreas de las competencias intelectuales. Entonces, yo no creo que Secundaria tenga la aspiración de que todos sepan lo mismo. En nuestras aulas vamos a encontrar alumnos que son muy buenos en algunas disciplinas y que tienen dificultades en otras... Quizá la tarea del docente sea acompañar al alumno que tiene dificultades y tratar de que esto no sea un elemento que le impida el crecimiento como persona".
En Uruguay, existen 11 años de educación obligatoria: dos de inicial, seis de primaria y tres de educación media básica. Para Florit, "esto más que una obligación es un derecho".

"¿Podemos pensar que esa obligatoriedad va a tener filtros tan severos como que todos tengan un crecimiento parejo en matemática, física, astronomía, lógica...? La respuesta es que no. Tenemos que pensar que la educación es un desarrollo de la personalidad desde el punto de vista de sus competencias intelectuales y emocionales, pero que esta va a ser necesariamente dispar", manifestó el director general.

Meses atrás, el rector de la Universidad, Rodrigo Arocena, dijo a El País que los alumnos llegan a las facultades con "bases no tan sólidas" y que "el principal problema, el principal cuello de botella, está en el escaso nivel de culminación de la educación media".

En tanto, Florit dijo que "se debe tener cuidado con creer eso" de que el objetivo del sistema educativo es crear alumnos para las universidades.
"Tenemos que razonar qué es la educación básica y qué es la educación superior. Educación básica es el derecho de cualquier persona a tener educación general, universal, los 11 años que el Estado debe proveer y que tiene que acompañar. Es por esto que hay comedores escolares, maestros de apoyo, transporte para los chiquilines que tienen dificultades y que mantenemos 500 escuelas que tienen menos de 10 alumnos... Y este hecho no se puede condicionar a que los alumnos tengan tal o cual nivel de excelencia o de destaque", precisó Florit.

El director general, pese a que sostuvo que "en general la repetición suele crear más perjuicios que beneficios", advirtió que no está de acuerdo con que esta sea eliminada. "El sistema que yo quiero es tal cual el que existe ahora", añadió.

Consultado porqué primero es el año en el que repiten más niños, advirtió que esto tiene que ver con "una vieja tradición pedagógica y didáctica", que supone que el alumno "necesita adquirir competencias básicas, como leer y escribir" para recién poder pasar a segundo año de escuela.

Hay 23 alumnos por cada clase
Más allá de que el rendimiento no es lo único que se tiene en cuenta a la hora de promover a un alumno, el director de Primaria, Héctor Florit, sostuvo que existe una serie de políticas que también sirvieron para bajar el índice de repetición. Entre ellas destacó que en los últimos 10 años se bajó la cantidad de alumnos por clase de un promedio de 28 a 23.

También subrayó las pruebas de rendimiento que se hacen a través del Plan Ceibal y que sirven para detectar debilidades de los alumnos. Ya se hicieron 280.000 de estas, que no son de carácter público sino que sirven para orientar a los maestros.

El director de Primaria también hizo hincapié en la presencia de 553 maestros comunitarios y 183 técnicos, psicólogos y asistentes, que trabajan en los centros educativos con los alumnos con problemas de rendimiento.

http://www.elpais.com.uy/informacion/primaria-reconoce-que-se-pasa.html